viernes, 17 de junio de 2016

Quince razones para asomarse a De marras

1. De marras muestra una faceta poco conocida del trabajo del poeta Gerardo Deniz. Mucho menos que su poesía ha circulado su notable obra prosística, y este libro, editado por el Fondo de Cultura Económica, representa una inmejorable oportunidad para que eso ocurra.

2. De marras es un volumen de 860 páginas dividido en dos partes. La primera parte (628 páginas) contiene los siete libros que el propio poeta armó o supervisó en vida, desde Alebrijes (1992) hasta Red de agujeritos (2012); la segunda (220 páginas), la narrativa que no había sido recogida hasta ahora y que estaba dispersa en distintas publicaciones periódicas –y uno que otro libro: un par de trabajos en una antología del poema en prosa, algunos prólogos…

3. De marras abre con el primer libro narrativo que publicó Deniz: una colección de relatos, inconseguible desde hace muchos años, llamada Alebrijes. Ese libro, que fue editado una sola vez (en 1992, por Ediciones del Equilibrista), representa bien los intereses temáticos y algunas de las fórmulas narrativas recurrentes del poeta que entonces dio a conocerse también como narrador.

4. De marras incluye tres notables textos inéditos. El primero de ellos es una verdadera curiosidad: un trabajo escolar sobre los esquimales, escrito en los tiempos en que estaba inscrito en la secundaria del Colegio Luis Vives. El texto está fechado en 1948, cuando el futuro poeta tenía catorce años. El segundo inédito es un añadido a su largo ensayo sobre López Velarde (incluido también en De marras), redactado expresamente para su amigo Pablo Mora. El tercer trabajo inédito que incluye De marras es una larga evocación de las lecturas que emprendió Deniz en los primeros años de su matrimonio, a principios de la década de 1960; se titula, parafraseando a Juan Ramón Jiménez, “Bibliografía de un poeta recién casado”. Es un texto sumamente interesante porque narra los desencuentros finales del poeta con el mundo científico mexicano, que lo obligaron a entregarse definitivamente a su vocación literaria.

5. De marras incluye una muestra de los primeros trabajos que publicó Deniz antes de adoptar su seudónimo (todavía con su nombre original: Juan Almela), reseñas de ediciones del propio Fondo de Cultura Económica, institución para la que trabajó algunos años, en dos distintas etapas. La muestra que aparece en esta prosa reunida es una reflexión sobre Mitológicas de Lévi-Strauss, que él mismo acababa de traducir.

6. De marras incluye la serie “Mester de Maxmordonía” en la que Deniz desarrolla una descripción aguda e hilarante de los usos y costumbres de un género de personaje clásico en el mundo de las editoriales: el sabihondo y arrogante corrector de galeras. La serie, muy celebrada en el mundo de los lectores de Deniz, había aparecido solamente como columna periódica en la Revista de la Biblioteca de México que dirige Eduardo Lizalde por lo que era prácticamente inconseguible hasta el día de hoy.

7. De marras incluye algunas imágenes: (1) una fotografía “pornográfica” tomada en México en 1910 sobre la que Deniz escribió en el número 1 de Milenio, la revista antecesora de Viceversa; (2) un retrato del escritor de niño, tomada en los años ginebrinos y por eso anterior a su llegada a México, que comentó originalmente en el número dedicado a la infancia por la revista Viceversa (y que luego recogió en su libro Paños menores); (y 3) los retratos de dos niñas con las que tuvo amistad también en la época suiza y sobre las que escribió un texto evocativo que vio la luz en la revista Tierra Adentro.

8. De marras incluye el largo relato IMDINB (siglas de un Instituto Mexicano de Desarrollo Integral de la Niña Bien), que anteriormente sólo se conseguía en la lujosa edición de Taller Ditoria/FCE. De toda la obra de Deniz, ese texto es uno de los más interesantes y al mismo tiempo uno de los menos explorados por críticos y lectores.

9. De marras incluye los trabajos en los que Deniz puso en duda la naturaleza del helenismo de Alfonso Reyes: “El griego de Reyes”, “Septante doomsdays de don Alfonso”, etc. También, el prólogo que escribió a la antología que hizo él mismo de la poesía reyesiana, a petición de Octavio Paz, quien la publicó en su propia editorial, Vuelta, en 1993.

10. De marras incluye cinco textos de Deniz sobre su admirado amigo Pedro F. Miret (en sus palabras: su narrador preferido de toda la literatura mexicana): tres artículos (una evocación personal y las presentaciones a un cuento y a unos dibujos) y los prólogos a los libros miretianos Esta noche… vienen rojos y azules (Conaculta, 1997) y La zapatería del terror (Conaculta, 2010).

11. De marras incluye los textos hipercríticos que Deniz escribió sobre José Emilio Pacheco y que publicó en las revistas Milenio y Viceversa y en El Semanario cultural de Novedades, y que luego recogió en su libro Anticuerpos (Ediciones Sin Nombre / Juan Pablos Editor, 1998). Esos textos nunca fueron contestados, ya no digamos por el propio Pacheco sino por ningún crítico, comentarista o historiador literario mexicano.

12. De marras incluye textos sobre López Velarde, Julio Torri y Alí Chumacero. Además del texto inédito mencionado más arriba, Deniz se ocupó en dos ocasiones más de la obra del poeta zacatecano: primero con una serie de observaciones que llamó “curiosidades”; luego, con una disertación sobre el origen de la frase velardiana “el ala de mosca”, que trajo de cabeza al mundillo literario mexicano por lo menos durante unas semanas. Sobre Torri, Deniz dejó escritas algunas divertidas estampas. A Chumacero, uno de los pocos poetas a los que quiso y respetó, lo trató largamente, como compañeros que fueron en el Fondo de Cultura Económica, y su evocación da cuenta de ello.

13. De marras recoge el texto que leyó Deniz la noche que le fue concedido el Premio Xavier Villaurrutia, en 1991, bajo el título con que apareció publicado poco después en la revista Milenio, “Asaz desagradables palabras al final de la ceremonia”. El título fue tomado literalmente del artículo en el que la (ofuscada) periodista Margarita Michelena, que estuvo presente en la premiación, se refirió al discurso del poeta.

14. De marras incluye los dos hermosos poemas en prosa que Luis Ignacio Helguera incluyó en su Antología del poema en prosa en México (FCE, 1993) y que no se conseguían hasta ahora si no era en ese libro, agotado desde hace años.

15. De marras reúne otros trabajos importantes para conocer el mundo de Deniz: desde la detenida enumeración de sus gustos musicales hasta su ensayoFunesta influencia de los refugiados españoles sobre las editoriales de México”. También, la ponencia que el poeta leyó en varias universidades del norte de España, en 1992, en el único viaje que hizo a su tierra natal en los más de 70 años que vivió lejos de ella.

___________________
Las fotos que ilustran este post provienen de diversas fuentes de la red. El retrato de Alí Chumacero es de Laura Cohen. El de Pedro F. Miret pertenece al archivo de su hija, Maia Miret. A la izquierda, Juan Almela (Gerardo Deniz) en Chapultepec, a principios de los años noventas; la foto está en mi archivo.

Más sobre Gerardo Deniz en este blog:
De marras, primeras imágenes, http://bit.ly/1tsZo8J
Sobre las íes, edición española, http://bit.ly/1NJIQms
Cómo nació el seudónimo, http://bit.ly/1RTMiXd  
Deniz en Buenos Aires, http://bit.ly/1N37oAb
En sus 80 años, http://bit.ly/1sDZm8f
Su vida con el Fondo, http://bit.ly/1TNgNSM
Noticias “recientes”, http://bit.ly/V95VkF
Sobre Red de agujeritoshttp://bit.ly/12RrW9H
Cuadernos y dibujos infantiles, http://bit.ly/9dkSDa





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada