viernes, 5 de junio de 2015

Una errata pertinaz

Por lo visto el error apareció por vez primera en Poesías completas y El minutero, la edición de la obra de López Velarde que hizo Antonio Castro Leal en 1953 para Porrúa (Colección de escritores mexicanos, número 68). En ella puede leerse, en lugar del enigmático verso “la carreta alegórica de paja” con que célebremente remata “La suave Patria”, “la carretera alegórica de paja”.
El absurdo alcanzó la gloria de la traducción en The News, Sunday Supplement, “Vistas”, Mexico City, de la semana del 10 de octubre de 1971, en donde “La suave Patria” está traducida como “Mellow homeland”, según leo en una pequeña nota que publicó mi amigo Juan Almela en la revista Vuelta (“Más curiosidades velardianas”, número 143, octubre de 1988, págs. 68-69). Según él, que tuvo en las manos aquel periódico, el final del poema decía así: "...and a throne / In the open spaces, like a sonorous gourd: / The allegorical highway of straw!".
Ignoro si el libro de Castro Leal se siga publicando; si es así, es posible que aún lleve la errata. Lo digo porque en la edición que yo tengo aparece todavía, y eso que es ya la sexta, del año de 1971, es decir cinco ediciones y casi veinte años después. Aquí el aspecto de los últimos cinco versos del poema, que tomo del ejemplar que está en mi biblioteca:
En México estamos acostumbrados a cosas así. Lo que no tiene perdón es que en 2011, cuando el poema cumplió 90 años, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes se encargara de dar nueva vida al despropósito, con lujo de esplendor y de derroche. El gobierno pagó en aquella ocasión dos planas enteras del suplemento El Ángel del periódico Reforma para reproducirlo completo: 
Los encargados de prepararlo quizás tomaron el poema de internet, donde suele aparecer con la errata, y lo que consiguieron fue renovar quién sabe hasta cuándo la vigencia del risible caso. ¿Cuánto costaba una doble plana en el desaparecido suplemento? Pues esa cantidad pagó, con el dinero de todos, la Secretaría de Educación Pública a través de Conaculta para poner nuevamente en el mapa la “carretera de paja”. Como quise incluir el dato exacto en Ni sombra de disturbio, mi libro de ensayos sobre López Velarde, que apareció bajo el sello de AUIEO y la DGP de Conaculta, no dejé de echar un ojo a la fallida edición del poema cuando estuve en la Hemeroteca Nacional haciendo un puñado de consultas finales. Aquí la portada del suplemento, seguido del doble desplegado y algunos detalles de las páginas dos y tres de la edición del 24 de abril de 2011 de ese periódico.





___________________
Gracias al poeta Óscar Cid de León por su ayuda para la elaboración de esta entrega de Siglo en la brisa.

Las fotos de este post fueron tomadas con la cámara de mi teléfono. 

Ni sombra de disturbio en este blog (en la imagen de la derecha, con el manuscrito de "El sueño de los guantes negros" desplegado):

La reseña de Ernesto Lumbreras, http://bit.ly/1AS1xxF
Fotos de la edición de AUIEO / DGP de Conaculta, http://bit.ly/1u1HBnC

Más López Velarde en Siglo en la brisa:
El amigo asturiano de Ramón, http://bit.ly/b1iBm5
Fermín Revueltas ilustra El son del corazón, http://bit.ly/1ggNc03

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada