domingo, 17 de julio de 2011

La calle Paraíso

Me parece que hay algo falso en las plazas impolutas, iluminadas y perfectas de Oviedo. Tengo para mí que la ignorancia de los ayuntamientos, en su propósito de modernizar la ciudad, fue despojándolas de su genuina fealdad heráldica y las sucesivas las capas de su pátina hasta convertirlas en una suerte de escenario de zarzuela que fascina a los turistas. Sin embargo de cuando en cuando todavía es posible descubrir algún rincón, un edificio o una calle que han escapado a la fatalidad, y que nos permiten vislumbrar algo de lo que la capital del Principado de Asturias fue en otros tiempos. Es lo que sucede con la calle Paraíso. Su trazo un poco curvo, la línea de las casas regulares y sobre todo su convivencia con la muralla medieval hacen de ella un espacio particularmente hermoso y evocador. 
Si la Fábrica de Gas, ubicada en el suave vértice que experimenta su trazo hacia la mitad del camino, rompe con la belleza del conjunto, entre otras cosas por su fachada de un sucio azul, de un material brillante como de cuarto de baño (por cierto el único lugar de la ruta en el que las palomas que sobrevuelan la calle la pasan mal para encontrar dónde posarse), la pérdida parece compensada con la música sin concierto, como de clase o ensayo, que baja del Conservatorio, cuya silueta se aprecia allá arriba del otro lado de la muralla, como si perteneciera a una dimensión ajena a la realidad de la calle. 
Hice las fotografías que conforman este post a finales de agosto de 2006, cuando empezaba a despedirme de Oviedo. Las publico en el orden contrario a como las tomé porque deseo reproducir mi recorrido de ida, de camino a la Universidad o la alberca pública, es decir de la calle del Postigo a Azcárraga, que es el sentido de la numeración de la calle —al revés de como van los coches—. A quien no se conforme con estas fotos, le recomiendo ampliamente hacer el recorrido virtual en Google Maps, en donde sugiero que ponga “Calle Paraíso, 4, Oviedo”. 
Lo acabo de hacer yo mismo y el paseo me ha deparado un par de sorpresas agradables. La primera: en el arranque de la calle hay una librería, Paraxuga, especializada en temas asturianistas, que no estaba cuando yo vivía en el barrio. La segunda es doble y tiene que ver con las imágenes que ofrece Google. No sé cómo se hagan estos alzamientos digitales, pero éste fue hecho un día soleado, de no mucha gente, lo que ayuda a reproducir con fidelidad y en las mejores condiciones mi propia experiencia del espacio. 
A la altura del número 20 (que puede verse de inmediato poniendo “Calle Paraíso, 20, Oviedo”), aparece la sombra de una paloma en la pared. Al final del recorrido, una vez que se sale a Azcárraga, si se mueve el cursor para contemplar el entorno, se descubre otra paloma en vuelo.








______________________________
Más sobre Asturias en este blog:
El arroz Covadonga, http://bit.ly/bHQ3Vj
El tejo de Bermiego, http://bit.ly/9NE36k
Aventura en la calle Frígilis, http://bit.ly/qVNI2m
Las hachas prehistóricas de Asiego de Cabrales, http://bit.ly/oryVa7

La muralla medieval de Oviedo, a detalle, puede verse en http://bit.ly/rnCx4I
La librería Paraxuga en la red: http://www.paraxuga.com/libreria.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada